11/5/18

La forma de ser de nuestra mascota [11-5-18]



La forma de ser de nuestra mascota


La forma de ser de nuestra mascota

La personalidad del perro se define como la expresión de su comportamiento en relación con otros seres vivos, ya sea con otros perros o con los seres humanos.

Así como utilizamos el término temperamento para referirnos al comportamiento individual de un perro, recurrimos al término personalidad para hablar acerca de su conducta social. Además del liderazgo y la dominancia, existen otros tipos de personalidad.

Personalidad agresiva del perro

La personalidad agresiva del perro, al igual que las demás, tiene un importante componente genético aunque su expresión final depende también del aprendizaje recibido. Un ejemplo son los perros que han sido tradicionalmente seleccionados por su comportamiento de guardia como el rottweiler, el doberman y el ovejero alemán. En estas razas la agresividad puesta al servicio de la protección del hogar -es decir, de la familia y su casa- se transmite genéticamente de una generación a otra. No obstante, el aprendizaje puede provocar profundos cambios en la personalidad del perro, ya sea tanto para disminuir su tendencia agresiva como para exacerbarla.

Lamentablemente en la actualidad es cada vez más frecuente que los propietarios de estos perros estimulen su comportamiento agresivo. Esto puede terminar provocando más disgustos que satisfacciones ya que es frecuente que personas inocentes sean agredidas por animales cuyos dueños han sobreestimado, consciente o inconscientemente, este rasgo de su personalidad.

Personalidad tímida del perro

La timidez también puede ser de tipo hereditaria o producto del aprendizaje a partir de experiencias traumáticas o incluso por falta de contacto social. Un cachorro criado en condiciones de aislamiento, sin poder interactuar con otros congéneres, puede transformarse en un perro tímido. Un cachorro que convive con perros muy dominantes y con una personalidad agresiva puede desarrollar timidez como consecuencia de las experiencias adversas que suelen producirse durante la interacción con esta clase de animales.

Personalidad tímida-agresiva del perro

Esta combinación suele traer dificultades durante la convivencia. Son perros que en lugar de huir en situaciones que les provocan temor suelen agredir al responsable de esa situación. El problema con estos animales es que la parte tímida de su personalidad hace que cualquier evento cotidiano les provoque temor, mientras que la parte agresiva los induce a agredir como forma de ponerle fin.

Este tipo de personalidad del perro se observa frecuentemente en aquellos perros producto del apareamiento de una pareja en la cual uno de los individuos presenta una personalidad agresiva mientras el otro manifiesta una personalidad tímida. Estos apareamientos generalmente son llevados a cabo por criadores inexpertos que pretenden compensar las características indeseables de ambos tipos de personalidad de los padres, sin saber que en realidad el resultado más probable de esta cruza sea el de un cachorro tímido-agresivo.

Personalidad sociable del perro

La personalidad del perro que es de tipo altamente sociable presentan en general un comportamiento afable y amistoso, ya sea con otros perros o con seres humanos; difícilmente se manifiestan tímidos o agresivos con los demás. El problema que puede existir con ellos es que fácilmente se vayan con cualquier persona que les preste atención o les brinde afecto, lo cual no suele ser del agrado de muchos propietarios.

15/12/17

Imágenes de Perros - ¿En qué medida afectan las fiestas navideñas a los animales domésticos?






¿En qué medida afectan las fiestas navideñas a los animales domésticos?

Tenemos que pensar que los animales no perciben la realidad de la misma forma que nosotros. Lo que nos parece una fiesta con ruidos, gente desconocida, niños que corren y gritan, fuegos artificiales, para ellos puede ser una fuente de miedo y estrés.

La percepción de los ruidos es mucho más desarrollada en los perros que en el hombre y llegan a percibir sonidos a altas frecuencias que nosotros no percibimos y también a distancias mucho mayores. Sin dudas los ruidos fuertes son lo que más afecta a nuestras mascotas en las fiestas navideñas.

Además de esto en las fiestas se altera la rutina de la casa y tenemos menos tiempo que dedicar a nuestras mascotas que pueden percibir estos cambios de forma negativa no entendiendo algunos comportamientos que tenemos con ellas, como, por ejemplo, reñir a nuestro perro si juega con las decoraciones o se confunde pensando que el árbol de Navidad sea un común árbol del parque…
En estas fechas hay un aumento de las urgencias en las clínicas debidas a agresiones, peleas y atropellos debidos al aumento del estrés que puede conllevar episodios de agresividad y fobias.
No tenemos que olvidar por último, los problemas digestivos debidos a los excesos de alimentación y al desequilibrio en la dieta que los propietarios pueden causar a sus animales.No es aconsejables suministrar a los animales los alimentos que podemos consumir los humanos en las fiestas: corremos el riesgo de provocar problemas digestivos a veces graves.

¿A qué animal le afecta más la Navidad?

Sobre todo los ruidos asustan mucho a todos los animales que generalmente tienen la reacción de buscar un reparo. En todos los animales situaciones insólitas determinan un aumento del estrés. En general lo que se ve con más frecuencia en las clínicas veterinarias son los perros o sus dueños asustados o preocupados por la reacción del perro a los petardos.


¿Cómo podemos saber que nuestra mascota está estresada a causa de las fiestas? ¿Cuáles son los principales efectos?

Cada animal es un mundo y tiene su particular manera de reaccionar frente a lo que detecta como un peligro. Perros y gatos son hipersensibles a los ruidos externos debido a su excepcional oído y pueden reaccionar huyendo y destrozando todo lo que encuentran en su camino. Pueden buscar un refugio y esconderse, incluso por la sola presencia de personas extrañas.

Hay casos en los que el animal se pone rígido y tiembla en presencia de mucha gente o de los ruidos fuertes de los que hemos hablado.

Otros perros reaccionan ladrando y enfrentándose a la situación. En algunos casos los perros pueden tener fiebre, babearse, escaparse, perder el sentido de la orientación. También hay perros que no estarán afectados y no reaccionarán.

¿Cómo podemos evitar que las fiestas de Navidad afecten a nuestros animales?

Primero de todo tenemos que aprender que los perros no razonan como seres humanos. Delante de comportamientos de miedo no debemos coger al perro, consolarlo y acariciarlo. De esta forma iremos a encorajar este tipo de comportamiento y a premiarlo. Desde el punto de vista del perro le estamos diciendo que cada vez que tiemble o tenga este tipo de comportamiento le haremos caso y lo confortaremos.

Lo mejor es distraerlo con sus juguetes o poner música un poco más alta para que los petardos no sean los únicos ruidos. Prepararle una habitación confortable donde pueda esconderse si lo desea, donde tenga comida y agua. Por supuesto no encender petardos en casa.

¿Por qué los especialistas no recomendáis regalar animales de compañía en Navidad?

Pensamos que un cachorro que llega en un ambiente nuevo necesita curas y atenciones. Es un ser que ha dejado su madre y sus hermanos y se ve solo en un ambiente desconocido. No son las fechas por estar cuidando de un cachorro que va explorando y puede provocar destrozas en casa.
Pedagógicamente no es positivo presentar a los niños un animal como si fuera uno de los tantos juguetes de Navidad que dejarán cuando tengan uno nuevo.

Si tenemos que salir, ir a casa de parientes o de viaje no podremos dejarlo solo y si tenemos una cena en casa tendremos muchas cosas que hacer y no podremos dedicarle las atenciones que necesita.
Además tenemos que pensar que el mercado ofrece cantidades de cachorros, anunciados como si fueran regalos, es decir, objetos o peluches, sin el mínimo escrúpulo por parte de criadores que ven el negocio fácil. La mayoría de estos cachorros no han tenido las atenciones médicas y psicológica, necesarias, no han crecido en un ambiente saludable para su desarrollo físico y emocional. Lo que podemos adquirir es un animal enfermo o que desarrolle problemas de comportamiento por inadecuada socialización en la etapa crítica de su vida.

Aunque se trate de un perro adoptado y que no sea un cachorro, pensamos que siempre es un perro que tiene que adaptarse en un nuevo ambiente y además no conocemos su vida anterior, su historia y no podremos dedicarle la atención que necesita al entrar en nuestro hogar.

Pensamos, además, que muchos de los animales que se regalan en estas fechas son los que desgraciadamente se encuentran abandonados en verano por las calles.

¿Cuál es la mejor época del año para regalar una mascota?

No hay una época del año más o menos adecuada: más que de regalar una mascota se trata de tomar la decisión de adquirirla. Una mascota es un ser vivo y necesita curas y atenciones. Si no estamos seguros que la persona a la que hacemos este regalo pueda hacerse cargo, mejor no hacerlo. Lo importante, en el caso en que se quiera regalar a nuestros hijos una mascota, es que la decisión de hacer entrar en nuestra familia un nuevo miembro sea tomada después de la justa reflexión.
Lo ideal sería que toda la familia se sentara y decidiera el tipo de mascota que más se ajusta a sus posibilidades sobre todo de horario, tiempo y espacio. Es importante leer e informarse sobre el comportamiento y las normas básicas de adiestramiento y cuidado del perro. Si se trata de otra mascota, sobre todo animales exóticos, es importante conocer adecuadamente su biología y necesidades de espacio, alimentación y profilaxis (vacunas, desparasitación, limpieza).
En fin adquirir una mascota es como esperar un niño en una familia: será parte de la familia y tendrá que ser educado, nutrido y acompañado en su desarrollo físico y emocional.

29/11/17

Imagenes de Perros - Los 10 mandamientos del dueño de un perro [29-11-17]



Los 10 mandamientos del dueño de un perro - imagen de perro


Los 10 mandamientos del dueño de un perro

El buen y responsable amo de perros tiene que mantener una serie de reglas que se resumen en estos mandamientos para que la relación entre el dueño y el perro se desarrolle lo mejor posible:

1.- Dame, sobre todo, tu cariño; lo necesito más que cualquier otra cosa; los perros somos muy sentimentales.

2.- Proporcióname buena alimentación: basta un plato abundante una vez por día, cuando soy perro adulto; me gustan las verduras y las frutas (aunque no lo creas); y, por supuesto, nunca debe faltarme el agua.

3.- Permíteme hacer ejercicio: necesito correr porque, como tu sabes, desciendo del lobo; por eso debo estar en un patio amplio o llévame a donde pueda jugar sin peligro.

4.- Arréglame un lugar abrigado para dormir: me gusta tener mi casa donde pueda protegerme cuando llueve o hace frío.

5.- No me dejes nunca en la calle: no quiero morir en la perrera municipal ni bajo las ruedas de un coche; cierra tu propiedad con una buena reja y no dejes abierta la puerta (acuérdate que también hay ladrones).

6.- Cuida de mi salud: llévame al veterinario cuando me notes dolorido, resfriado o triste; vacúname contra la rabia, el moquillo, el parvovirus, desparasítame y cepíllame en vez de bañarme o, si me bañas, sécame bien, pues la humedad me perjudica.

7.- No me tengas atado: si tienes que hacerlo, suéltame con frecuencia; si no puedes soltarme, colócame una ‘cadena corredera’ sobre un alambre grueso y largo, tendido entre dos árboles o postes. Si puedes, mejor me compras una caseta.

8.- Enséñame a obedecerte y ayudarte: me gusta aprender y demostrarte mi inteligencia; pero hazlo con paciencia y cariño, nunca con golpes o a gritos.

9.- Trátame con justicia: no descargues en mí tu mal genio, ni me hagas pagar culpas ajenas; trata de comprenderme, aunque a veces te cueste: no quiero que olvides que tú eres el ser ‘racional.

10.- No me abandones jamás: sé tan leal conmigo como yo lo soy contigo; si algún motivo insuperable te obliga a separarte de mí, prefiero que me hagas dormir para siempre, sin que yo lo sepa, antes de dejarme en manos de extraños o echarme a la calle.


19/11/17

Imagenes de Perros - Alimentos prohibidos para nuestro can [19-11-17]



Imagenes de Perros - Alimentos prohibidos para nuestro can


Alimentos prohibidos para nuestro can

Los alimentos incluidos en la dieta humana no siempre van a ser beneficiosos para nuestro perro pudiendo incluso ser enormemente perjudiciales algunos de ellos si sobrepasamos unas determinadas cantidades. Una serie de alimentos de nuestra dieta habitual podrán ser tóxicos para ellos. Son los siguientes:

  • El chocolate: auténtico veneno. No es el cacao en sí lo peligroso de este alimento, sino el principio activo de éste, una metilxantina (teobromina), que como todas, actúa a nivel del sistema nervioso central, aparato cardiovascular, músculo liso y esquelético provocando a las horas e incluso días vómitos, diarrea, taquicardia, hiperactividad, temblores, convulsiones, pudiendo llevar al paro cardiaco.
  • El café: también contiene una metilxantina (cafeína), con causas y consecuencias muy similares al chocolate.
  • Las bebidas alcohólicas: van a deprimir el sistema nervioso, respiratorio y cardiaco pudiendo matarles. Al principio notaremos nerviosismo y tal vez agresividad.
  • Las cebollas: provocan un tipo de anemia muy grave llamada anemia hemolítica. Se va a producir un efecto oxidativo en los glóbulos rojos originando la formación de una especie de burbujas que debilitan su estructura hasta el punto de llegar a romperlos prematuramente. Nos daremos cuenta de las concecuencias a los pocos días, observando incoordinación al caminar, taquicardia, dificultad respiratoria, debilidad y otros síntomas relacionados con la anemia.
  • El ajo: anemia, es también causante de daños en hígado, diarrea y vómitos.
  • El aguacate: rico en grasas que pueden causarles dolor de estómago, vómitos e incluso pancreatitis.
  • Las uvas y las pasas: insuficiencia renal aguda. Los síntomas son los típicos de la insuficiencia renal, vómitos, diarrea, letárgia y elevada ingestión de agua.
  • Nueces de macadamia: puede producir dificultades motoras como temblores musculares, debilidad y parálisis de las patas traseras, además de vómitos e hipertermia.

Hay que tener claro que las proporciones de todos estos alimentos van a influir a la hora de llegar a resultar tóxicos.

30/10/17

¿Concentrados o comida casera? La dieta 10 para mascotas [30-10-17]



¿Concentrados o comida casera? La dieta 10 para mascotas

Al igual que los humanos, los animales necesitan un menú balanceado en vitaminas, minerales, proteínas y carbohidratos.

¿Le preparo la comida en casa o la compro lista? Ante la diversidad de opciones en el mercado, te contamos los factores que debes observar para alimentarlos correctamente.

Para una nutrición balanceada se deben tener presentes las necesidades energéticas del perro o el gato”, explica Álvaro Chaparro Valderrama, médico veterinario y vicepresidente de la Asociación de Veterinarios Especialistas en Pequeños Animales, de Bogotá.

Si optas por los concentrados, tendrás la tranquilidad de que poseen las cantidades apropiadas de proteínas, minerales, carbohidratos y vitaminas. Para una dieta casera, utiliza la mayor  variedad de componentes: puedes hacerla a base de carne magra de res o pollo, arroz y algunas frutas. Pero debes asesorarte sobre lo que puede perjudicarlos. La auyama y las uvas, por ejemplo, suelen intoxicarlos pues contienen una sustancia tóxica llamada solanina, que les produce gastroenteritis.

Además, debes consultar cómo obtener una combinación adecuada de fósforo y calcio para evitar enfermedades como el hiperparatiroidismo nutricional secundario (bajo calcio en la sangre), que redunda en un crecimiento irregular de las extremidades.

¿Y los mininos?

Los gatos, por su parte, aunque se adaptan fácilmente a los concentrados, se cansan de los sabores; si esto pasa, bastará con cambiar de marca. Ten presentes también sus necesidades: hay alimentos especializados que ayudan a controlar las bolas de pelos o dietéticas para los mininos poco activos. Si los preparas en casa, deben ser estrictamente a base de carne y para suplementar algunos aminoácidos como la taurina, incluye pescados tipo salmón.

Por otra parte, no es recomendable seguir tendencias como la dieta Barf, basada en carnes crudas o a medio asar o dietas especialmente vegetarianas. En nuestro país los controles de producción agrícola y ganadera no son tan estrictos como en Europa y Estados Unidos, por lo que las verduras y carnes crudas generan enfermedades como toxoplasmosis, brucelosis o parasitismos.

Antes de servir, recuerda
  • No darles suplementos minerales y de vitaminas si comen concentrado.
  • El plato de tus gatos siempre debe estar lleno; son depredadores natos y comen cuando les da hambre, a cualquier hora. En cambio, tener horario para las comidas de tus perros les ayuda a mejorar su digestión.
  • Los bocados blandos, como queso o pan, desbalancean el equilibrio nutritivo y hacen que pierdan el apetito.
  • Siempre deben tener agua en su plato, principalmente los gatos, porque suelen ser delicados de los riñones.
  • Los huesos de res o de pollo pueden perforar el esófago o el estómago u obstruir el intestino.
mascotasyhogar.com