12/10/17

Perros y gatos según pasan los años [12-10-17]





Perros y gatos según pasan los años

Seis claves para ayudar a aquellas mascotas que se encuentran en el final de sus vidas.


Es difícil verlos llegar a ese momento, sin embargo sucede y es parte de la vida de los dueños y de sus mascotas. Así los perros de repente no escuchan más las palabras de sus amos, o se chocan con cuanto encuentran porque comienzan a perder la vista, o renguean ya que sus caderas ceden ante el tiempo. A los gatos el deterioro les puede llegar de otra manera. Un momento inevitable donde los cuidadores o mimosos de la casa necesitan más cariños que nunca.

La Asociación Médica de Veterinarios Americanos, la Asociación Americana de Hospitales Veterinarios y la Organización Salud de las Mascotas prepararon un informe donde se detalla cómo envejecen las mascotas y qué se debe hacer. Sus preguntas y sus respuestas en una guía que, seguro, ayudará a los dueños.


Señales

No es tan sencillo descubrir el envejecimiento en estos compañeros de vida. Sin embargo hay pequeñas señales que ayudan y bastante.

El pelaje canoso, el paso cansino, la renguera son las más evidentes. Sin embargo detrás de esos síntomas puede aparecer el cáncer, la artritis, los problemas cardíacos y de riñones e hígado.

Hay una causa de muerte que se lleva al 50 por ciento de los perros. Se trata del cáncer que afecta más a los canes pero que también se da, en menor medida, en los adorables gatos.

A estas enfermedades se le suman otras. Es común que el perro o gato pierda un poco su visión y audición, lo mismo que les sucede a los humanos. Para ayudarlos se les puede enseñar algunas acciones con las manos. Por ejemplo "ven" acercando las manos al cuerpo o "anda" con la acción contraria.

También se recomienda, en el caso de aquellas mascotas que pierden su vista, que los dueños no cambien nunca los muebles de lugar. Estos perros y gatos podrán circular por el ámbito que les es familiar siempre y cuando permanezca así.


Cómo detectar anomalías

Tantos cambios físicos generan que las actividades de las mascotas varíen. Casi como un anciano que busca sostenerse de un bastón para caminar. Los perros y gatos usan su ingenio para poder avanzar como sea.

Estas modificaciones permiten a sus dueños detectar ciertas enfermedades que luego serán confirmadas por los expertos. Así si las mascotas evitan los juegos activos, correr o no pueden saltar, por ejemplo, adentro del auto hay que considerar la posibilidad de que tenga artritis.

Perros y gatos con esta enfermedad pueden ser reacios a los cariños, en especial en las zonas afectadas por la artritis. Incluso pueden llegar a gruñirle hasta al dueño. Atención con este cambio de actitud.


Más gruñones

El cambio de personalidad y conducta es el primer indicador de que las mascotas se acercan a la vejez. Tanta diferencia en el comportamiento generalmente está relacionada con el dolor o con sus dificultades para ver y oler.

Los cambios más comunes son: conductas agresivas antes los sonidos demasiado fuertes, inquietud, aumento de los ladridos, maullidos o nerviosismo, conductas desorientadas, cambios en los patrones del sueño, "accidentes" con la orina o materia fecal en el interior de la casa, poco interés en los juegos, problemas para obedecer e irritabilidad.

27/8/17

Imagen tierna de un cachorro [27-8-17]




Diferencias entre dueños de gatos y perros




Diferencias entre dueños de gatos y perros
 Con la proliferación de sitios web sobre fotos y videos de animales, es más fácil que nunca conseguir una dosis diaria de mascotas. ¿Alguna vez se preguntó que dice de Ud. tener un gato o un perro?

Un equipo de investigadores dirigido por el psicólogo Sam Gosling en la Universidad de Texas en Austin quería saberlo. Ellos hicieron un cuestionario como parte de un estudio más amplio sobre la personalidad.

Cerca de 4.500 participantes respondieron preguntas que medían sus inclinaciones de personalidad en cinco áreas: apertura, conciencia, extraversión, agradabilidad y neuroticismo. Estas cinco dimensiones se han demostrado que abarcan la mayoría de los rasgos de la personalidad. Preguntaron si se consideraban a sí mismo persona de gatos, de perros, ambos o ninguno.

Resulta que la “gente del perro” – en función de cómo las personas se identificaron – tiende a ser más sociable y extrovertida, mientras que la “gente del gato” tiende a ser más neurótica, pero “abierta”, lo que significa creativa, filosófica, no tradicionales.

La “gente del perro” puntuó más alto en extroversión, agradabilidad… el efecto persistió sin importar el género del encuestado. Esto viene en consonancia con las características de los perros que son sociables, gustan de su compañía y de jugar, mientras que los gatos tienen apego a sí mismos, son más independientes y hacen sus propias cosas.

Los participantes en el estudio de Gosling fueron reclutados a través de motores de búsqueda, portales, listas de correo voluntarias y el boca a boca de otros visitantes. Los resultados son útiles para identificar la mascota adecuada para una persona en particular y para terapias.

• Las personas pueden tener características físicas en común con los animales que les gusta tener. Por ejemplo a las mujeres con el pelo largo le gustan los perros Springer Spaniels y Beagles, que tienen orejas largas, y las mujeres con el pelo corto le gusta los Basenjis de orejas cortas y Esquimales.
• Los participantes de un estudio averiguaron los dueños de perros con solo ver sus fotos en el 67 % de las veces, basados en la mera apariencia. Los resultados sugieren que los propietarios de perros se parecen a sus mascotas.
• Hay un montón de razones por las que “gente del gato” no sería dueño de un perro o viceversa: por alergias, estilo de vida o espacio para el animal.
• Personas solas así como los jubilados son más numerosas en tenencia de mascotas.
• Alrededor del 37% de los hogares estadounidenses tienen perros y 32% tienen gatos, pero la población de gatos (82 millones) es mayor que la de perros (72 millones). Eso es porque tienden a poseer varios gatos.
• La gente prefiere los animales con los que se cría. De hecho, el animal que más gusta es el que tenía sus abuelos o padres.

“Creo que nuestras interacciones con los animales arrojan mucha luz sobre los problemas más grandes de la psicología humana”. “Con las mascotas somos altruistas, lo somos especialmente con las criaturas que no estan genéticamente relacionadas con nosotros.”

14/6/17

¡Sorprendente! Los perros son capaces de entender más de 160 palabras [14-6-17]




¡Sorprendente! Los perros son capaces de entender más de 160 palabras

Según el investigador canino Stanley Coren, de la Universidad de British Columbia en Vancouver (Canadá), los perros no sólo puede “entendernos” cuando les hablamos sino que son capaces de distinguir más de 160 palabras.

Por lo general estas mascotas son capaces de resolver problemas complejos, con habilidades mentales próximas a la de un niño de dos años de edad.

Se puede distinguir entre tres tipos de inteligencia canina: la instintiva, la adaptativa y la de trabajo y obediencia.

Las razas con mayor inteligencia son: los collies, seguidos de caniches y de los pastores alemanes. El cuarto en la lista es el golden retriever, y el quinto puesto lo ocupa el doberman.

Los perros pueden entender hasta 165 palabras por término medio, aunque algunos son capaces de aprender 200, como demostraron investigadores alemanes del Instituto Max Planck trabajando con un border collie llamado Rico.

Además, estos animales tienen la capacidad de contar hasta cuatro o hasta cinco, y poseen conceptos básicos de aritmética que les permite detectar errores en sumas sencillas como 1+1=3.

Por si fuera poco, la investigación afirma que son capaces de engañar a otros perros y a los humanos para conseguir recompensas, otro signo claro de inteligencia., y que aprenden por sí solos cuál es el mejor camino para llegar a un determinado sitio o cómo manejar máquinas simples.