29/11/17

Imagenes de Perros - Los 10 mandamientos del dueño de un perro [29-11-17]



Los 10 mandamientos del dueño de un perro - imagen de perro


Los 10 mandamientos del dueño de un perro

El buen y responsable amo de perros tiene que mantener una serie de reglas que se resumen en estos mandamientos para que la relación entre el dueño y el perro se desarrolle lo mejor posible:

1.- Dame, sobre todo, tu cariño; lo necesito más que cualquier otra cosa; los perros somos muy sentimentales.

2.- Proporcióname buena alimentación: basta un plato abundante una vez por día, cuando soy perro adulto; me gustan las verduras y las frutas (aunque no lo creas); y, por supuesto, nunca debe faltarme el agua.

3.- Permíteme hacer ejercicio: necesito correr porque, como tu sabes, desciendo del lobo; por eso debo estar en un patio amplio o llévame a donde pueda jugar sin peligro.

4.- Arréglame un lugar abrigado para dormir: me gusta tener mi casa donde pueda protegerme cuando llueve o hace frío.

5.- No me dejes nunca en la calle: no quiero morir en la perrera municipal ni bajo las ruedas de un coche; cierra tu propiedad con una buena reja y no dejes abierta la puerta (acuérdate que también hay ladrones).

6.- Cuida de mi salud: llévame al veterinario cuando me notes dolorido, resfriado o triste; vacúname contra la rabia, el moquillo, el parvovirus, desparasítame y cepíllame en vez de bañarme o, si me bañas, sécame bien, pues la humedad me perjudica.

7.- No me tengas atado: si tienes que hacerlo, suéltame con frecuencia; si no puedes soltarme, colócame una ‘cadena corredera’ sobre un alambre grueso y largo, tendido entre dos árboles o postes. Si puedes, mejor me compras una caseta.

8.- Enséñame a obedecerte y ayudarte: me gusta aprender y demostrarte mi inteligencia; pero hazlo con paciencia y cariño, nunca con golpes o a gritos.

9.- Trátame con justicia: no descargues en mí tu mal genio, ni me hagas pagar culpas ajenas; trata de comprenderme, aunque a veces te cueste: no quiero que olvides que tú eres el ser ‘racional.

10.- No me abandones jamás: sé tan leal conmigo como yo lo soy contigo; si algún motivo insuperable te obliga a separarte de mí, prefiero que me hagas dormir para siempre, sin que yo lo sepa, antes de dejarme en manos de extraños o echarme a la calle.


19/11/17

Imagenes de Perros - Alimentos prohibidos para nuestro can [19-11-17]



Imagenes de Perros - Alimentos prohibidos para nuestro can


Alimentos prohibidos para nuestro can

Los alimentos incluidos en la dieta humana no siempre van a ser beneficiosos para nuestro perro pudiendo incluso ser enormemente perjudiciales algunos de ellos si sobrepasamos unas determinadas cantidades. Una serie de alimentos de nuestra dieta habitual podrán ser tóxicos para ellos. Son los siguientes:

  • El chocolate: auténtico veneno. No es el cacao en sí lo peligroso de este alimento, sino el principio activo de éste, una metilxantina (teobromina), que como todas, actúa a nivel del sistema nervioso central, aparato cardiovascular, músculo liso y esquelético provocando a las horas e incluso días vómitos, diarrea, taquicardia, hiperactividad, temblores, convulsiones, pudiendo llevar al paro cardiaco.
  • El café: también contiene una metilxantina (cafeína), con causas y consecuencias muy similares al chocolate.
  • Las bebidas alcohólicas: van a deprimir el sistema nervioso, respiratorio y cardiaco pudiendo matarles. Al principio notaremos nerviosismo y tal vez agresividad.
  • Las cebollas: provocan un tipo de anemia muy grave llamada anemia hemolítica. Se va a producir un efecto oxidativo en los glóbulos rojos originando la formación de una especie de burbujas que debilitan su estructura hasta el punto de llegar a romperlos prematuramente. Nos daremos cuenta de las concecuencias a los pocos días, observando incoordinación al caminar, taquicardia, dificultad respiratoria, debilidad y otros síntomas relacionados con la anemia.
  • El ajo: anemia, es también causante de daños en hígado, diarrea y vómitos.
  • El aguacate: rico en grasas que pueden causarles dolor de estómago, vómitos e incluso pancreatitis.
  • Las uvas y las pasas: insuficiencia renal aguda. Los síntomas son los típicos de la insuficiencia renal, vómitos, diarrea, letárgia y elevada ingestión de agua.
  • Nueces de macadamia: puede producir dificultades motoras como temblores musculares, debilidad y parálisis de las patas traseras, además de vómitos e hipertermia.

Hay que tener claro que las proporciones de todos estos alimentos van a influir a la hora de llegar a resultar tóxicos.

30/10/17

¿Concentrados o comida casera? La dieta 10 para mascotas [30-10-17]



¿Concentrados o comida casera? La dieta 10 para mascotas

Al igual que los humanos, los animales necesitan un menú balanceado en vitaminas, minerales, proteínas y carbohidratos.

¿Le preparo la comida en casa o la compro lista? Ante la diversidad de opciones en el mercado, te contamos los factores que debes observar para alimentarlos correctamente.

Para una nutrición balanceada se deben tener presentes las necesidades energéticas del perro o el gato”, explica Álvaro Chaparro Valderrama, médico veterinario y vicepresidente de la Asociación de Veterinarios Especialistas en Pequeños Animales, de Bogotá.

Si optas por los concentrados, tendrás la tranquilidad de que poseen las cantidades apropiadas de proteínas, minerales, carbohidratos y vitaminas. Para una dieta casera, utiliza la mayor  variedad de componentes: puedes hacerla a base de carne magra de res o pollo, arroz y algunas frutas. Pero debes asesorarte sobre lo que puede perjudicarlos. La auyama y las uvas, por ejemplo, suelen intoxicarlos pues contienen una sustancia tóxica llamada solanina, que les produce gastroenteritis.

Además, debes consultar cómo obtener una combinación adecuada de fósforo y calcio para evitar enfermedades como el hiperparatiroidismo nutricional secundario (bajo calcio en la sangre), que redunda en un crecimiento irregular de las extremidades.

¿Y los mininos?

Los gatos, por su parte, aunque se adaptan fácilmente a los concentrados, se cansan de los sabores; si esto pasa, bastará con cambiar de marca. Ten presentes también sus necesidades: hay alimentos especializados que ayudan a controlar las bolas de pelos o dietéticas para los mininos poco activos. Si los preparas en casa, deben ser estrictamente a base de carne y para suplementar algunos aminoácidos como la taurina, incluye pescados tipo salmón.

Por otra parte, no es recomendable seguir tendencias como la dieta Barf, basada en carnes crudas o a medio asar o dietas especialmente vegetarianas. En nuestro país los controles de producción agrícola y ganadera no son tan estrictos como en Europa y Estados Unidos, por lo que las verduras y carnes crudas generan enfermedades como toxoplasmosis, brucelosis o parasitismos.

Antes de servir, recuerda
  • No darles suplementos minerales y de vitaminas si comen concentrado.
  • El plato de tus gatos siempre debe estar lleno; son depredadores natos y comen cuando les da hambre, a cualquier hora. En cambio, tener horario para las comidas de tus perros les ayuda a mejorar su digestión.
  • Los bocados blandos, como queso o pan, desbalancean el equilibrio nutritivo y hacen que pierdan el apetito.
  • Siempre deben tener agua en su plato, principalmente los gatos, porque suelen ser delicados de los riñones.
  • Los huesos de res o de pollo pueden perforar el esófago o el estómago u obstruir el intestino.
mascotasyhogar.com

12/10/17

Perros y gatos según pasan los años [12-10-17]





Perros y gatos según pasan los años

Seis claves para ayudar a aquellas mascotas que se encuentran en el final de sus vidas.


Es difícil verlos llegar a ese momento, sin embargo sucede y es parte de la vida de los dueños y de sus mascotas. Así los perros de repente no escuchan más las palabras de sus amos, o se chocan con cuanto encuentran porque comienzan a perder la vista, o renguean ya que sus caderas ceden ante el tiempo. A los gatos el deterioro les puede llegar de otra manera. Un momento inevitable donde los cuidadores o mimosos de la casa necesitan más cariños que nunca.

La Asociación Médica de Veterinarios Americanos, la Asociación Americana de Hospitales Veterinarios y la Organización Salud de las Mascotas prepararon un informe donde se detalla cómo envejecen las mascotas y qué se debe hacer. Sus preguntas y sus respuestas en una guía que, seguro, ayudará a los dueños.


Señales

No es tan sencillo descubrir el envejecimiento en estos compañeros de vida. Sin embargo hay pequeñas señales que ayudan y bastante.

El pelaje canoso, el paso cansino, la renguera son las más evidentes. Sin embargo detrás de esos síntomas puede aparecer el cáncer, la artritis, los problemas cardíacos y de riñones e hígado.

Hay una causa de muerte que se lleva al 50 por ciento de los perros. Se trata del cáncer que afecta más a los canes pero que también se da, en menor medida, en los adorables gatos.

A estas enfermedades se le suman otras. Es común que el perro o gato pierda un poco su visión y audición, lo mismo que les sucede a los humanos. Para ayudarlos se les puede enseñar algunas acciones con las manos. Por ejemplo "ven" acercando las manos al cuerpo o "anda" con la acción contraria.

También se recomienda, en el caso de aquellas mascotas que pierden su vista, que los dueños no cambien nunca los muebles de lugar. Estos perros y gatos podrán circular por el ámbito que les es familiar siempre y cuando permanezca así.


Cómo detectar anomalías

Tantos cambios físicos generan que las actividades de las mascotas varíen. Casi como un anciano que busca sostenerse de un bastón para caminar. Los perros y gatos usan su ingenio para poder avanzar como sea.

Estas modificaciones permiten a sus dueños detectar ciertas enfermedades que luego serán confirmadas por los expertos. Así si las mascotas evitan los juegos activos, correr o no pueden saltar, por ejemplo, adentro del auto hay que considerar la posibilidad de que tenga artritis.

Perros y gatos con esta enfermedad pueden ser reacios a los cariños, en especial en las zonas afectadas por la artritis. Incluso pueden llegar a gruñirle hasta al dueño. Atención con este cambio de actitud.


Más gruñones

El cambio de personalidad y conducta es el primer indicador de que las mascotas se acercan a la vejez. Tanta diferencia en el comportamiento generalmente está relacionada con el dolor o con sus dificultades para ver y oler.

Los cambios más comunes son: conductas agresivas antes los sonidos demasiado fuertes, inquietud, aumento de los ladridos, maullidos o nerviosismo, conductas desorientadas, cambios en los patrones del sueño, "accidentes" con la orina o materia fecal en el interior de la casa, poco interés en los juegos, problemas para obedecer e irritabilidad.