15/1/13

Perros y gatos según pasan los años





Perros y gatos según pasan los años

Seis claves para ayudar a aquellas mascotas que se encuentran en el final de sus vidas.


Es difícil verlos llegar a ese momento, sin embargo sucede y es parte de la vida de los dueños y de sus mascotas. Así los perros de repente no escuchan más las palabras de sus amos, o se chocan con cuanto encuentran porque comienzan a perder la vista, o renguean ya que sus caderas ceden ante el tiempo. A los gatos el deterioro les puede llegar de otra manera. Un momento inevitable donde los cuidadores o mimosos de la casa necesitan más cariños que nunca.

La Asociación Médica de Veterinarios Americanos, la Asociación Americana de Hospitales Veterinarios y la Organización Salud de las Mascotas prepararon un informe donde se detalla cómo envejecen las mascotas y qué se debe hacer. Sus preguntas y sus respuestas en una guía que, seguro, ayudará a los dueños.


Señales

No es tan sencillo descubrir el envejecimiento en estos compañeros de vida. Sin embargo hay pequeñas señales que ayudan y bastante.

El pelaje canoso, el paso cansino, la renguera son las más evidentes. Sin embargo detrás de esos síntomas puede aparecer el cáncer, la artritis, los problemas cardíacos y de riñones e hígado.

Hay una causa de muerte que se lleva al 50 por ciento de los perros. Se trata del cáncer que afecta más a los canes pero que también se da, en menor medida, en los adorables gatos.

A estas enfermedades se le suman otras. Es común que el perro o gato pierda un poco su visión y audición, lo mismo que les sucede a los humanos. Para ayudarlos se les puede enseñar algunas acciones con las manos. Por ejemplo "ven" acercando las manos al cuerpo o "anda" con la acción contraria.

También se recomienda, en el caso de aquellas mascotas que pierden su vista, que los dueños no cambien nunca los muebles de lugar. Estos perros y gatos podrán circular por el ámbito que les es familiar siempre y cuando permanezca así.


Cómo detectar anomalías

Tantos cambios físicos generan que las actividades de las mascotas varíen. Casi como un anciano que busca sostenerse de un bastón para caminar. Los perros y gatos usan su ingenio para poder avanzar como sea.

Estas modificaciones permiten a sus dueños detectar ciertas enfermedades que luego serán confirmadas por los expertos. Así si las mascotas evitan los juegos activos, correr o no pueden saltar, por ejemplo, adentro del auto hay que considerar la posibilidad de que tenga artritis.

Perros y gatos con esta enfermedad pueden ser reacios a los cariños, en especial en las zonas afectadas por la artritis. Incluso pueden llegar a gruñirle hasta al dueño. Atención con este cambio de actitud.


Más gruñones

El cambio de personalidad y conducta es el primer indicador de que las mascotas se acercan a la vejez. Tanta diferencia en el comportamiento generalmente está relacionada con el dolor o con sus dificultades para ver y oler.

Los cambios más comunes son: conductas agresivas antes los sonidos demasiado fuertes, inquietud, aumento de los ladridos, maullidos o nerviosismo, conductas desorientadas, cambios en los patrones del sueño, "accidentes" con la orina o materia fecal en el interior de la casa, poco interés en los juegos, problemas para obedecer e irritabilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario